CARTA AO GOVERNO CHILENO PEDINDO QUE A JUSTIÇA SEJA ASSEGURADA AO POVO MAPUCHE

Solicitud del Departamento de Antropología de la Universidad Alberto Hurtado al Gobierno 




Lo que pedimos al Gobierno de Chile y al país es simple. El solo gesto de acoger a las familias mapuche enfrentadas a la muerte por  reclamar justicia. Lo que pedimos es simple: permitir que madres, esposas, hijos/as vean a sus hermanos encarcelados y garantizar un juicio limpio, sin la aplicación de leyes abyectas ni condenas mediáticas previas . No faltan para ello los mediadores ni las personas que de buena fe puedan concurrir a un acto que devuelva la vida a quienes – a cada segundo que pasa – la pierden.

Creemos que asegurar justicia, empero, no es posible cuando a los acusados se les ha imputado el ser terroristas. ¿Se puede ser justo frente a quien ya así es nombrado? Creemos que no, que no se puede, que cuando las cartas están echadas de una cierta manera la suerte está igualmente definida. Que es necesario, por el momento, juzgar de acuerdo a las leyes que la ciudadanía ha conferido a su poder judicial, leyes exenta de los vicios que hacen ilegítimas a aquellas llamadas antiterroristas. Y decimos por el momento pues, en definitiva, son leyes igualmente ajenas a un pueblo al que se desalojó de su tierra.
  
Y en esto debemos detenernos. ¿No ha sido ésta la forma como históricamente nuestro país ha juzgado al pueblo mapuche? ¿No hemos marcado acaso las cartas con que jugamos nuestro juego republicano? ¿No pronunciamos acaso como culpables de cualquier cosa al pueblo mapuche antes de iniciar juicio alguno? ¿No fue así como les expoliamos sus tierras?  

No es preciso remontarse a la temprana independencia para reencontrarse con el juicio turbio que enloda nuestra condición intercultural; basta con recordar la no tan remota transición a la democracia. No había transcurrido el primer decenio de gobiernos popularmente electos y ya estaban instaladas las fuerzas militarizadas de la policía chilena en Temulemu, en Angol, en Ralco, en Maiquillahue. Habíamos reconquistado la democracia y fuimos claros al hacer sentir al pueblo mapuche que ésta ya había dejado de ser su casa;  fue a ellos a quienes se llamó terroristas.
Desde entonces no han faltado chilenos, de gobiernos varios y de oposiciones varias, que han pedido invocar la espuria ley antiterrorista, sumando una veintena de años de terror a los siglos precedentes. 

El terror – y valga la iteración de la palabra – ha abundado más en la voz y en las acciones del Estado chileno que en parte alguna del territorio. Es por esto que afirmamos que el país, sus gobiernos y sus gentes no tenemos la soberanía moral como para acusar a quienes hemos acusado. Que por ello no podemos sino pedir a nuestras autoridades el gesto necesario para restablecer la cordura allí donde impera el agravio convertido en ley. 

Acoger, permitir que las familias se reúnan y asegurar justicia son deberes supremos, es lo que pedimos hagan nuestras autoridades.  
28 de septiembre de 2017

Desde ya agradecemos la acogida y difusión que puedan hacer de ella.
Saludos fraternales,

Firmantes,

Marta Alfonso, Académica del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Felipe Armstrong, Académico del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Francisco Blanco, Académico del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Javiera Bustamante, Académica del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Victoria Castro, Académica del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Itaci Correa, Académica del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Carol Chan, Académica del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Luis Cornejo, Académico del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Koen de Munter, Académico del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Francisca Márquez, Académica del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Miguel Pérez, Académico del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Carla Pinochet, Académica del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Leonardo Piña, Académico del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Boris Santander, Académico del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado
Juan Carlos Skewes, Académico del Departamento de Antropología, Universidad Alberto Hurtado

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *